Síguenos en
social l arca
|

tel. +34 93 3021598 - info@larca.es

Más sobre L'Arca

Este mensaje es visible para buscadores pero no en la web

GUÍA DE CONSERVACIÓN DE LAS PRENDAS

 

La mayoría de piezas de l’Arca provienen de particulares.  Sólo  compramos ropa en muy buen estado e intentamos lavarla y restaurarla  cuando es posible.  Al comprar ropa vintage piensa que estás comprando un pedazo de historia, y que esa prenda única no siempre es perfecta  .Si está a punto de llegar a  tus manos, es que fue usada y guardada  previamente con cuidado.

La mayoría de artículos textiles  los hemos  lavado  a mano  o en seco.  La  excepción son los encajes antiguos, los mantones de Manila, los  bolsos y artículos de  piel,   los de pedrería, y los elementos más antiguos que consideramos demasiado frágiles y valiosos  para  ser restaurados.

 L’ Arca  no garantizará ninguna prenda  por daños que se produzcan por  uso inapropiado, por mala manipulación del cliente o lavado en casa.

Consideramos   que cuidar tus prendas vintage es  importante para  darles una larga vida y  poder disfrutarlas más tiempo pero también para preservarlas  para futuras generaciones. A continuación te damos  algunos consejos para cuidarlas. Por favor,  no dudes en consultarnos por mail  a info@larca.es  para cualquier asunto acerca de una prenda específica.

 

Prendas  vintage

La mayoría de los vestidos vintage, especialmente los  anteriores a 1960, no fueron  diseñados para soportar el lavado en lavadora y deberían ser lavados  en seco o  a mano.

Asegúrate de que tu ropa vintage  se pueda lavar antes de sumergirla en agua. Algunas telas encogen y otras destiñen. Te  recomendamos  que hagas previamente la prueba de agua poniendo  una gota de  agua en una costura interior y dejando que se seque. Si la tela se arruga o se corre el color, recomendamos llevarla  a la tintorería, y lavarla en seco.

Para los tejidos que hayan superado la prueba , puedes lavarla a  mano en agua tibia con un jabón neutro (jabón de coco o de escamas).  Ten cuidado al sacar la prenda mojada del agua  ya que algunas telas antiguas son delicadas. Enjuaga bien y quita el exceso de agua con una toalla, no  la escurras,  extiéndela en una superficie plana  y deja secar. Nunca ponga  tu ropa vintage en la secadora.

Los tejidos como el rayón, la seda, la lana , o el  terciopelo, y cualquier prenda con pedrería deben ser  lavados en seco .Utiliza sólo una tintorería de confianza  . Es recomendable  sacar  tanto los botones de época y como las hebillas antes de limpiar la prenda para que no la dañen.

No   cuelgues  nuca tu ropa vintage  en  perchas metálicas. Es preferible utilizar  perchas acolchadas que dejen  espacio  a la ropa para respirar. Recomendamos guardar las prendas de época en un lugar fresco y oscuro y sin humedad. La luz puede dañar a  las telas vintage, especialmente  al rayón,  a la seda y  al algodón. Evita  guardar las prendas en lugares de   temperaturas extremas, tales como altillos en áticos, o  en sitios  húmedos , como sótanos.

No guardes  tu ropa vintage en  bolsas de plástico. Si deseas cubrirla, utiliza bolsas de muselina  o fundas de almohada de algodón viejas .Utiliza preferentemente  papel de seda libre de ácido y luego  colócalas  en cajas  de cartón o madera forradas  de papel de seda.

 

Encajes

El encaje antiguo está hecho a base de algodón, seda o lino.  Estos tejidos requieren  un cuidado diferente al resto de  telas antiguas. El encaje antiguo se conserva mucho mejor en un entorno seco, oscuro y fresco. Las piezas vintage más pequeñas pueden almacenarse envueltas en papel de seda libre de ácido  y si necesario en cajas de almacenamiento forradas del mismo material.

Los artículos o prendas más grandes se pueden colgar o enrollar suavemente en un tubo con papel de seda.

 

El encaje de seda no se puede lavar porque es extremadamente frágil. Si tienes una prenda con este tipo de encaje deberías  guardarlo siempre que no lo uses siguiendo el procedimiento  descrito. Si crees que es necesario lavarla, llévala a algún restaurador  o contáctanos con nosotros  en info@larca.es para que te asesoremos. Tenemos un servicio de restauración de encaje, abanicos y vestimenta.

Puedes lavar  en agua en casa el encaje de algodón o lino  pero no olvides darle estabilidad antes de hacerlo.  Se trata de unirlo mediante un hilo de color coser el encaje a una sábana de algodón o un paño de muselina. Cose sólo entre el calado del encaje para darle sujeción y no estropear la prenda. Las piezas  muy delicadas, deberían  coserse entre dos trozos de tul o  malla. Quita el exceso de agua con una toalla de algodón y deja secar un rato extendido  y nunca  a la luz directa del sol.